Contenido para:
Todo el país

Cuando hay una construcción antirreglamentaria e inconsulta ya terminada que afecta a otra unidad funcional, no corresponde interdicto de obra nueva sino daños y perjuicios. Se ordena la demolición.

 
550 personas leyeron esto
0 comentaron al pie
Versión para imprimir
Publicado el
Fecha del Fallo: 30/08/2012
Partes: Priano de Burgos, Graciela y otro c. Choque Paredes, Corina Yolanda y otro s/ daños y perjuicios
Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala A(CNCiv)(SalaA)


La primera instancia hizo lugar a la acción entablada por las demandantes  condenando a la demandada , propietaria de la unidad funcional n° 24 de la calle..., Piso... , de esta ciudad, a la demolición de la obra realizada en la originaria superficie descubierta de esa unidad, debiendo restituir las cosas a su estado anterior, dentro del plazo de treinta días. Asimismo, desestimó la demanda incoada en perjuicio del Consorcio de Propietarios del Edificio..., por haber éste adoptado en la causa una posición coincidente con la de las accionantes.

SALA

Lo construido causó serias molestias durante el tiempo que demandó su construcción y  comprometió la seguridad de la unidad funcional  actora, amén de obstaculizar la vista que se tiene desde ese departamento.

La destrucción de la nueva obra sólo procede cuando está demostrada la existencia de un menoscabo que no admite una compensación distinta. No obsta a la demolición el hecho de que la obra esté construida si ello ocurrió merced a la conducta del demandado que desobedeció la suspensión provisoria decretada por el Juez, o cuando se trata de obras realizadas en contravención a lo dispuesto por la ley 13.512 o el reglamento de copropiedad y se acredite, además, que el actor sufre daños como consecuencia de esas obra. El foco del debate ha de centrarse en los perjuicios que la parte demandante habría tenido que sufrir y los que actualmente padece, con motivo de la construcción realizada por la demandada.

El perito ingeniero civil designado en autos manifestó que “... las recientes obras realizadas en el patio solar de aire y luz del edificio consisten en el cubrimiento completo por un techado de chapas galvanizadas onduladas del espacio total de la parte del patio...llevarían la categorización de Clandestinas, No reglamentarias, según el Código de la Edificación vigente en la Ciudad de Buenos Aires. A esta pericia no le consta ningún tipo de autorización por parte del Gobierno de la Ciudad. En realidad, dicha repartición no podría visar ningún plano de la ampliación y por consiguiente autorizar la obra, sin la aprobación y autorización expresa —ante escribano público— de la totalidad de los condóminos ... el porcentaje anteriormente mencionado de pago de expensas, para la Unidad Funcional del 1° E, debería incrementarse en un 81%”. Tal como fue puntualizado por el Sr. Juez de grado, tal informe pericial no fue cuestionado por ninguna de las partes.

La unanimidad requerida responde a que esas cláusulas conforman el estatuto patrimonial del consorcista. Tal conformidad no se ha cumplido ni demostrado en este trámite.

Cuando la obra no provoca los graves perjuicios que se pretenden evitar, deberíase soslayar la destrucción de los valores económicos comprometidos, para no dar cabida a actitudes que, en definitiva, serían antifuncionales…. debe tratarse de circunstancias razonables que ameriten el mantenimiento de la obra ya realizada y no, como sucede en la especie, de construcciones que con el afán de embellecer o ampliar su propia unidad funcional, alteran la estética del edificio; particularmente, la vista que se obtiene desde el departamento de las actoras, como también la afectación de la seguridad de su inmueble o los ruidos molestos que deben soportar los días lluviosos, al golpear el agua contra el ilegítimo techado de ese patio. Ello, sin pasar por alto las molestias atravesadas durante el lapso que demandó la construcción de la obra.

La demandada alega  que otras unidades del edificio cuentan con cerramientos contra los que no se ha perseguido su demolición, poniendo de resalto que esta acción habría sido sólo promovida contra su parte, debido a su condición de persona extranjera….. constituye una falacia el argumento en que se apoya la recurrente, pretendiendo justificar su desatinado proceder, con la existencia de otros cerramientos efectuados en el edificio, en contravención a las normas comunes. La presencia de otros incumplidores no habilita a encarar acciones ilícitas para satisfacer beneficios individuales. En todo caso, tales procederes podrán ser ventilados en sus pleitos respectivos, mas nada cabe discutir ni constatar en este trámite, sobre la suerte de aquéllos…. como extranjera, la demandada debió ser escrupulosa en el respecto de las normas del país que le confirió su residencia y la posibilidad de su ejercicio profesional. Se confirma la sentencia de primera instancia.

® Liga del Consorcista

Tags: Construcciones y Obras, obra, obra nueva, construcción, daños, Daños y Perjuicios,

SUSCRIPCIÓN GRATUITA
Todas las novedades en Propiedad Horizontal
 
NOVEDADES RECIENTEMENTE PUBLICADAS
  CABA- LEY DE RESPONSABILIDAD DEL ESTADO- Ley 6325
16-9-2020 | legislación | Ciudad de Buenos Aires