Contenido para:
Todo el país

Trabajadora notifica del embarazo y, aún en período de prueba, el empleador debe indemnizarla si la despide

 
2032 personas leyeron esto
0 comentaron al pie
Versión para imprimir
Publicado el
Fecha del Fallo: 29.8.2011
Partes: Viner Carmen c/Adecco Argentina S.A.
Tribunal: CNTrab Sala II


Una empleada es despedida durante su período de prueba luego de informar que estaba embarazada.
La Cámara obliga al empleador a indemnizar por el depido.

Como surge del texto del art.
178 de la LCT, la presunción de que el despido producido en dicho período (previa notificación en la forma allí prevista) obedece a razones de maternidad o embarazo es susceptible de ser desvirtuada por prueba en contrario, es decir, habilita al empleador a demostrar que el despido no tuvo como causa el embarazo o la maternidad de la trabajadora.

Ahora bien, discurren las partes acerca de la vigencia de la protección durante el plazo previsto por el art.
92bis de la LCT y al respecto debe puntualizarse que el período de prueba no es un contrato en sí mismo, sino que es la fase inicial de un contrato de trabajo por tiempo indeterminado (cfr.
art.
90 LCT), que se caracteriza en función de la facultad que se le reconoce al dador de trabajo de extinguir dicho vínculo, sin que tal decisión derive en la asunción de responsabilidad indemnizatoria.

Esta "fase" no puede en modo alguno asimilarse de suyo a otros tipos de contratos a plazo (art.
93 LCT) o eventuales (art.
99 LCT), que son en esencia la negación del principio de indeterminación del plazo contractual, así como del de continuidad del contrato (cfr.
art.
10 de dicho plexo legal).

En tal contexto, se colige que un trabajador que inicia su contrato por tiempo indeterminado, tiene expectativas de permanencia y continuidad, pero no garantía absoluta al respecto.
Sin embargo, nada impide que ese mismo trabajador adquiera con posterioridad y en cualquier momento del transcurso del vínculo, derechos derivados de la estabilidad del empleo, ya sea por el transcurso del plazo de 3 meses (momento a partir del cual, entre otras cosas, tendrá derecho a ser indemnizado en caso de ser despedido incausadamente) o en cualquier otra circunstancia prevista en la normativa legal, con la finalidad de tutelar situaciones especiales.

Con tales premisas, si bien la trabajadora al iniciar el contrato tenía expectativas de permanencia, pero no garantía de estabilidad, no cabe duda que, al comunicar su estado de embarazo, adquirió "ex post facto" —a mi criterio— una garantía especial de estabilidad en función de su estado.
Así el art.
177, 3er.
párrafo de la L.C.T., en forma expresa y contundente dice: "...garantízase a toda mujer durante la gestación el derecho a la estabilidad en el empleo.
El mismo tendrá carácter de derecho adquirido a partir del momento en que la trabajadora practique la notificación a que se refiere el art.
anterior".
Esa garantía tiene como sujeto beneficiario a "toda mujer" durante el período de gestación, sin condicionarla a que la misma se verifique en determinado lapso.

® Liga del Consorcista

Tags: laboral, Contrato de Trabajo, despido, embarazadas,

SUSCRIPCIÓN GRATUITA
Todas las novedades en Propiedad Horizontal
 
NOVEDADES RECIENTEMENTE PUBLICADAS
  CABA- LEY DE RESPONSABILIDAD DEL ESTADO- Ley 6325
16-9-2020 | legislación | Ciudad de Buenos Aires