Contenido para:
Todo el país

CONFIRMAN CAUTELAR QUE REPONE EN SU PUESTO DE TRABAJO A QUIEN ES TRABAJADOR DE RIESGO POR PADECIMIENTO PULMONAR Y FUE DESPEDIDO

 
47 personas leyeron esto
0 comentaron al pie
Versión para imprimir
Publicado el
Fecha del Fallo: 26-8-2020
Partes: GODOY ORLANDO LEONOR c. PATAGONIA VENDING S.R.L. s. MEDIDA CAUTELAR
Tribunal: CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA VIII


FALLO COMPLETO

Buenos Aires, 26 de agosto de 2020. VISTO Y CONSIDERANDO: I.- Que, en acuerdo se reúnen los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para resolver el recurso de apelación en subsidio interpuesto por la parte demandada mediante presentación digital de fecha 8/07/2020 contra la decisión de grado de fecha 29/06/2020 que hizo lugar a la medida cautelar peticionada por el reclamante en los términos del art. 230 y conc CPCCN. II.- De la lectura de las constancias del caso, surge que la Sra. Juez A quo, mediante resolución de fecha 29/06/2020, hizo lugar a la medida cautelar solicitada por Orlando Leonor Godoy y ordenó a Patagonia Vending SRL a reinstalarlo en su puesto de trabajo, en el término de tres días, en las mismas condiciones laborales en las que se encontraba al momento de disponerse su despido, hasta tanto se dicte pronunciamiento definitivo, bajo los apercibimientos allí señalados. Liminarmente, el planteo de incompetencia territorial deducido por la apelante en el memorial recursivo, resulta inadmisible. En efecto, tal como lo dictamina el Sr. Fiscal General Interino -en criterio que se comparte- resulta de aplicación lo dispuesto por el art. 498 inc. 2 del CPCCN y dicha objeción ya fue desestimada en grado mediante resolución de fecha 8/07/2020 y no mereció queja ulterior por parte de la demandada, por lo cual arriba firme a esta Alzada. Dicho esto, los restantes agravios perpetrados, pese al esfuerzo argumental de la apelante, deben considerarse desiertos, por cuanto no constituyen una crítica concreta y razonada de las partes del pronunciamiento que se consideran erradas, ya que no ataca y por ende, deja incólumes, los argumentos principales del pronunciamiento. El escrito recursivo prodiga esfuerzos en señalar que la actividad que desempeña la empresa, por ser considerada esencial, se encuentra dentro de las exceptuadas de las medidas dictadas por el PEN, a partir del 20 de Marzo de 2020, a los fines de hacer frente al momento de pandemia que atraviesa el país y que, por ende, se encuentra habilitada para poder continuar laborando. En tanto, se limita a manifestar que desconocía el padecimiento del trabajador al que se alude en la decisión que ataca. Ahora bien, lo cierto es que la Judicante sustenta su resolución en las condiciones de salud del trabajador (acreditadas sumariamente con un informe médico que daría cuenta del padecimiento de EPOC), que lo incluiría en un grupo de riesgo, contemplado en las Resoluciones 627/2020 del Ministerio de Salud de la Nación (artículo 3) y 207/2020 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (artículo 1, inciso c.1). Por su parte, tal como se señala en la resolución de grado, el DNU Nro. 329/2020 -y sus prórrogas mediante DNU Nros. 487/2020 y 624/2020- dispone en su art. 2º “… Prohíbanse los despidos sin causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor…” y en el art. 4 que “… los despidos y suspensiones que se dispongan en violación de lo dispuesto en el artículo 2º y primer párrafo del artículo 3º del presente decreto, no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones labores existentes y sus con condiciones actuales…”, las cuales fueron dictadas en el marco de la emergencia pública establecida por la ley 27.541, la sanitaria dispuesta por el Decreto Nro. 260/2020 y su modificatorio y el Decreto Nro. 297/2020 -y sus sucesivas prórrogas- que estableció el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” (ASPO), por lo cual la medida adoptada por la empleadora se encontraría, en principio, vedada. En este caso, donde se pretende una medida precautoria de tipo innovativo, debe evaluarse con mayor grado de estrictez el “fumus bonis iuris” y el “periculum in mora”, toda vez que se trata de una decisión excepcional. Ello es así, habida cuenta de que configura un anticipo de jurisdicción favorable respecto del fallo final que pudiere decidirse en el marco de un proceso de conocimiento pleno, lo que justifica la mayor prudencia en la apreciación de los recaudos para su admisión y que se advierte en la causa conforme el contexto legal citado. En este sentido, la verosimilitud del derecho surge de la circunstancia de haber adjuntado el trabajador constancias de su padecimiento pulmonar, de aparente larga data y de las normas citadas que lo contemplan como sujeto incluido en grupo de riesgo ante el Covid-19. En cuanto al peligro en la demora se verifica en la circunstancia de que la medida adoptada, por la empleadora, implica tanto la pérdida de los salarios, de naturaleza alimentaria, como también de la cobertura de su obra social. Este último, también se encuentra configurado, por el simple hecho de que, de no accederse a la medida, se expondría al trabajador a una situación de extrema vulneración, dadas las circunstancias de emergencia sanitaria que atraviesa el país, sin el sustento necesario. Conforme lo expuesto y oído el Sr. Fiscal General Interino, corresponde confirmar lo resuelto en grado, sin que ello implique sentar posición acerca de lo acontecido y sin perjuicio de lo que pudiera llegar a decidirse al dictar la sentencia definitiva o de variar las pruebas y constancias de la causa, en una temática que, por su esencia, no causa estado. Las costas del incidente se imponen por su orden en atención a la naturaleza de la cuestión debatida (art. 68 CPCCN), difiriéndose la regulación de honorarios para el momento procesal oportuno. III.- Por ello, el TRIBUNAL RESUELVE: 1) Confirmar la resolución recurrida. 2) Imponer las costas de Alzada por su orden. 3) Diferir la regulación de honorarios para su oportunidad procesal. 4) Proceder a la remisión virtual de las actuaciones al Juzgado de origen. Regístrese, notifíquese cúmplase con lo dispuesto en el artículo 4º de la Acordada de la C.S.J.N. Nº 15/13 del 21/05/13 y oportunamente devuélvase. ////

® Liga del Consorcista

Tags: jurisprudencia, laboral, cautelares, admisión,

SUSCRIPCIÓN GRATUITA
Todas las novedades en Propiedad Horizontal
 
NOVEDADES RECIENTEMENTE PUBLICADAS
  CABA- LEY DE RESPONSABILIDAD DEL ESTADO- Ley 6325
16-9-2020 | legislación | Ciudad de Buenos Aires