Contenido para:
Todo el país

PROGRAMA ATP-OCTUBRE -Comité de Evaluación y Monitoreo del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción-Recomendaciones. Dec.Adm. 1954/2020

 
283 personas leyeron esto
0 comentaron al pie
Versión para imprimir
Publicado el
Publicado en BO: 29-10-2020

ANEXOS al final



 

EL JEFE DE GABINETE DE MINISTROS

DECIDE:

ARTÍCULO 1°.- Adóptanse las recomendaciones formuladas por el COMITÉ DE EVALUACIÓN Y MONITOREO DEL PROGRAMA DE ASISTENCIA DE EMERGENCIA AL TRABAJO Y LA PRODUCCIÓN, en el Acta Nº 23 (IF-2020-73219023-APN-MEC) que junto con su Anexo (IF-2020-72884239-APN-DNEP#MDP) integran la presente.

ARTÍCULO 2°.- Comuníquese la presente a la ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE INGRESOS PÚBLICOS y al BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, con el fin de adoptar las medidas recomendadas.

ARTÍCULO 3°.- La presente norma entrará en vigencia el día de su publicación en el BOLETÍN OFICIAL.

ARTÍCULO 4°.- Comuníquese, publíquese, dese a la DIRECCIÓN NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese.

Santiago Andrés Cafiero - Matías Sebastián Kulfas

ANEXO 1

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 28 días del mes de octubre de 2020, se constituye el COMITÉ DE EVALUACIÓN Y MONITOREO DEL PROGRAMA DE ASISTENCIA DE EMERGENCIA AL TRABAJO Y LA PRODUCCIÓN, a saber el señor MINISTRO DE DESARROLLO PRODUCTIVO, Dr. Matías Sebastián KULFAS, el señor MINISTRO DE ECONOMÍA, Dr. Martín Maximiliano GUZMÁN, el señor MINISTRO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL, Dr. Claudio Omar MORONI y la señora ADMINISTRADORA FEDERAL de la ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE INGRESOS PÚBLICOS, Lic. Mercedes MARCÓ DEL PONT, contando además con la presencia del señor Presidente del BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, Dr. Miguel Ángel PESCE y del señor JEFE DE GABINETE DE MINISTROS, Lic. Santiago Andrés CAFIERO. A) ANTECEDENTES A través del Decreto Nº 332/20 -con el objetivo de coordinar esfuerzos para morigerar el impacto de las medidas sanitarias adoptadas para mitigar la pandemia COVID-19 sobre los procesos productivos y el empleo- se creó el PROGRAMA DE ASISTENCIA DE EMERGENCIA AL TRABAJO Y LA PRODUCCIÓN para empleadoras, empleadores y trabajadoras y trabajadores afectados por la emergencia sanitaria. A tal fin se definieron una serie de beneficios (artículos 1º y 2º del Decreto Nº 332/20), beneficiarias y beneficiarios y condiciones para su obtención. El artículo 5º del Decreto Nº 332/20, modificado por su similar Nº 347/20, facultó a la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS a establecer los criterios objetivos, sectores de actividad y demás elementos que permitan determinar las asistencias previstas en dicho decreto, el período para las prestaciones económicas y a decidir respecto de la procedencia de acogimiento al régimen de otras actividades no incluidas expresamente. Con el objetivo de que estas decisiones se adopten con fundamentos basados en criterios técnicos, el Decreto Nº 347/20 creó el COMITÉ DE EVALUACIÓN Y MONITOREO DEL PROGRAMA DE ASISTENCIA DE EMERGENCIA AL TRABAJO Y LA PRODUCCIÓN, integrado por los titulares de los MINISTERIOS DE DESARROLLO PRODUCTIVO, DE ECONOMÍA y DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL y por la titular de la ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE INGRESOS PÚBLICOS, cuyas funciones son: Definir, con base en criterios técnicos, los hechos relevantes que justifiquen la inclusión de las y los sujetos beneficiarios en base a los criterios del artículo 3° del Decreto N° 332/20. a. Dictaminar, con base en criterios técnicos y en las definiciones establecidas conforme el inciso a), respecto de la situación de las distintas actividades económicas y recomendar o desaconsejar su inclusión en los criterios del artículo 3° del Decreto N° 332/20. b. Dictaminar, con base en criterios técnicos y en las definiciones establecidas conforme el inciso a), respecto de los pedidos específicos que requieran un tratamiento singular y recomendar o desaconsejar su inclusión en los criterios del artículo 3° del Decreto N° 332/20. c. Proponer al Jefe de Gabinete de Ministros todas las medidas que considere conducentes a fin de lograr una mayor eficacia en el cumplimiento de los objetivos del Decreto N° 332/20 y sus modificatorios. d. En el marco de la extensión de las medidas de aislamiento y distanciamiento social necesarias para disminuir el impacto de la pandemia COVID-19 y con el objetivo de morigerar las consecuencias económicas y sociales de las mismas, el Decreto N° 376/20 modificó los beneficios correspondientes al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y amplió el universo de las y los beneficiarios, tomando en cuenta la evolución que se observa en la recuperación de la actividad económica en las distintas ramas de actividad. Ulteriormente, a través del Decreto Nº 621/20 se autorizó a extender la vigencia e incorporaron nuevos beneficios al Programa. Asimismo, y a través del Decreto Nº 823/20 se extendió la vigencia del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, hasta el 31 de diciembre de 2020. B) ORDEN DEL DÍA Resulta menester en la veintitresava reunión del Comité, dar tratamiento al siguiente Orden del Día: 1.- PROGRAMA ATP - EXTENSIÓN - OCTUBRE 2020 En el marco de lo dispuesto por el artículo 1º del Decreto Nº 823/20 y por el último párrafo del artículo 13 del Decreto Nº 332/20 y sus modificatorios, el Comité recomienda que se extiendan los beneficios del Programa ATP relativos al Salario Complementario, a la postergación y reducción del pago de las contribuciones patronales con destino al Sistema Integrado Previsional Argentino y al Crédito Tasa Subsidiada respecto de los salarios y contribuciones que se devenguen durante el mes de octubre de 2020. 2.- SALARIO COMPLEMENTARIO - ACTIVIDADES AFECTADAS EN FORMA CRÍTICA 2.1.- El Comité ha considerado el informe elaborado por el MINISTERIO DE DESARROLLO PRODUCTIVO -identificado como IF-2020-72884239-APN-DNEP#MDP que como Anexo integra el presente Acta- relativo a la heterogeneidad sectorial de la recuperación económica y la evolución de las empresas que desarrollan actividades afectadas en forma crítica, en los términos del artículo 3°, inciso a) del Decreto N° 332/20 y sus modificatorios. En consecuencia, el Comité recomienda que reciban el beneficio del Salario Complementario aquellas empresas que desarrollen alguna de las actividades incluidas en la nómina de las actividades afectadas en forma crítica -en los términos del artículo 3º, inciso a) del Decreto Nº 332/20 y sus modificatorios- considerando, al efecto, las actividades incluidas en el listado que integra el informe citado en punto 2 del Acta N° 21, las cuales han sido identificadas de acuerdo con el Clasificador de Actividades Económicas (CLAE) - Formulario N° 883. 2.2.- Modalidad de cálculo para Octubre de 2020 – Variación nominal de facturación requerida Para los casos en que se verifique una variación nominal de facturación interanual negativa, se aplicarán las siguientes reglas de cálculo. El salario neto resulta equivalente al 83% de la Remuneración Bruta devengada en el mes de septiembre de 2020 exteriorizada en la declaración jurada de aportes y contribuciones con destino a la seguridad social (F. 931) correspondientes a dicho período. i. El Salario Complementario a asignar como beneficio debe resultar equivalente al 50% del salario neto expuesto en el punto i. ii. El resultado así obtenido no podrá ser inferior a la suma equivalente a UNO PUNTO VEINTICINCO (1.25) salarios mínimos vitales y móviles ni superior a la suma equivalente a DOS (2) salarios mínimos vitales y móviles. iii. La suma del Salario Complementario de acuerdo con el punto iii. no podrá arrojar como resultado que el trabajador obtenga un beneficio, por el concepto en trato, superior a su salario neto correspondiente al mes de septiembre de 2020. iv. 3.- PROGRAMA ATP – SECTOR SALUD 3.1.- PROGRAMA ATP – SALARIOS DEVENGADOS EN SEPTIEMBRE En el marco de la delegación efectuada en la Superintendencia de Servicios de Salud para la identificación de las instituciones pasibles de ser beneficiarias del Programa ATP -conforme Actas Nros. 9 y 11 y notas concordantes del MINISTERIO DE SALUD-, y en razón de lo expresado en la Nota NO-2020-70738268-APN-SSS#MS, complementaria de su similar NO-2020-67670820-APN-SSS#MS, cabría acordar a las empresas de las que da cuenta la primera de dichas notas los beneficios previstos por el Programa ATP para el sector en trato. Los beneficios que se acuerden a partir de lo indicado en el párrafo que antecede deberían ajustarse estrictamente a los requisitos contemplados en el punto 4 del Acta N° 21 y a los demás requisitos que resulten aplicables en el caso, de manera tal de no vulnerar los límites previstos para cada uno de los beneficios por el ordenamiento vigente. 3.2.- SALARIO COMPLEMENTARIO – SALARIOS DEVENGADOS EN OCTUBRE Respecto del sector Salud, el Comité considera conveniente que continúen con la percepción del beneficio del salario complementario aquellas empresas que verifiquen la variación de facturación interanual negativa a que refiere el punto 3.3.; como así también mantener la metodología adoptada en el punto 4 -último párrafo- del Acta N° 21, relativa a la modalidad de comunicación a la ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE INGRESOS PÚBLICOS de la nómina de instituciones pasibles de ser beneficiaras del Programa ATP. 3.3.- Modalidad de cálculo para Octubre de 2020 - Variación nominal de facturación requerida Para los casos en que, respecto de empresas incluidas en la nómina a que refiere el punto 3.2, se verifique una variación nominal de facturación interanual negativa, se aplicarán las siguientes reglas de cálculo: El salario neto resulta equivalente al 83% de la Remuneración Bruta devengada en el mes de septiembre de 2020 exteriorizada en la declaración jurada de aportes y contribuciones con destino a la seguridad social (F. 931) correspondientes a dicho período. i. El Salario Complementario a asignar como beneficio debe resultar equivalente al 50% del salario neto expuesto en el punto i. ii. El resultado así obtenido no podrá ser inferior a la suma equivalente a UNO PUNTO VEINTICINCO (1.25) salarios mínimos vitales y móviles ni superior a la suma equivalente a DOS (2) salarios mínimos vitales y móviles. iii. La suma del Salario Complementario de acuerdo con el punto iii. no podrá arrojar como resultado que el trabajador obtenga un beneficio, por el concepto en trato, superior a su salario neto correspondiente al mes de septiembre de 2020. iv. 4.- PLURIEMPLEO - OCTUBRE 2020 A los efectos de la procedencia del importe a asignar como beneficio y en relación con aquellos casos de pluriempleo, el Comité estima que deberán aplicarse exclusivamente las siguientes reglas: El salario complementario a asignar como beneficio debe resultar equivalente al 50% de la sumatoria de los salarios netos correspondientes al mes de septiembre de 2020. i. Independientemente del encuadramiento del empleador en los puntos 2.2., 3.3 y 7 del presente Acta, el resultado obtenido del punto i. no podrá ser inferior a la suma equivalente a un sal lario mínimo, vital y móvil, ni superior a la suma equivalente a dos salarios mínimos, vitales y móviles. ii. La suma del salario complementario de acuerdo con las reglas del apartado ii. no podrá arrojar como resultado que el trabajador obtenga un beneficio por el concepto en trato superior a la sumatoria de las remuneraciones netas correspondientes al mes de septiembre de 2020. iii. El salario complementario determinado de acuerdo con las pautas que anteceden deberá distribuirse proporcionalmente, considerando las remuneraciones brutas abonadas por cada empleador que haya sido seleccionado para acceder al beneficio en cuestión. iv. La proporción del beneficio que recaiga sobre el empleador que goza del crédito a tasa subsidiada tendrá dicha naturaleza. v. Las reglas que anteceden deberían resultar de aplicación para los casos de trabajadores con hasta 5 empleos por los que puedan verse beneficiados por el salario complementario. A su vez para dicho cálculo, se deberá tomar como base la sumatoria de todo el universo de empleadores inscriptos al programa para el mes en cuestión. 5.- SALARIO COMPLEMENTARIO – LEY N° 27.563 Respecto de los beneficios contemplados en la Ley N° 27.563, cabría aguardar la instrumentación de las medidas contempladas por la normativa reglamentaria de dicha ley. 6.- CONTRIBUCIONES PATRONALES DESTINADAS AL SIPA - OCTUBRE 2020 El Comité recomienda los siguientes criterios de asignación de los beneficios de reducción y postergación de las contribuciones patronales destinadas al SIPA correspondientes al mes de octubre de 2020: Las empresas que desarrollan las actividades afectadas en forma crítica gozarán del beneficio de reducción del 95% de las contribuciones patronales con destino al SIPA, previsto en el inciso b) del Artículo 6° del Decreto N° 332/20 y sus modificatorios, en tanto reúnan las condiciones para ser beneficiarias del Salario Complementario. i. Las empresas que desarrollen no críticas gozarán del beneficio de la postergación del pago de las contribuciones patronales con destino al SIPA, previsto en el inciso a) del artículo 6° del Decreto N° 332/20 y sus modificatorios, en tanto reúnan las condiciones para ser beneficiarias del Crédito a Tasa Subsidiada a una tasa de interés del 27%. ii. Las empresas incluidas en la nómina a que refiere el punto 3.2 de la presente (Sector Salud), el Comité recomienda que reciban el beneficio del Crédito a Tasa Subsidiada, gozarán del beneficio de la postergación del pago de las contribuciones patronales con destino al SIPA, previsto en el inciso a) del artículo 6° del Decreto N° 332/20 y sus modificatorios, en tanto reúnan las condiciones para ser beneficiarias del Crédito a Tasa Subsidiada a una tasa de interés del 33%. iii. 7.- CRÉDITO A TASA SUBSIDIADA Se considera conveniente proponer al señor Jefe de Gabinete de Ministros las siguientes condiciones, aplicables al beneficio en trato: 7.1.- Destinatarios y condiciones para la obtención del crédito El Comité recomienda que el beneficio alcance a las empresas que desarrollaban como actividad principal al 12 de marzo de 2020 alguna de las incluidas en las Actas del Comité conformadas por las decisiones administrativas emitidas hasta la fecha (actividades críticas y no críticas) en el marco del Programa ATP, conforme el siguiente detalle: 7.1.1.- Respecto de las empresas que prestan actividades críticas, el Comité recomienda que reciban el beneficio del Crédito a Tasa Subsidiada en tanto cuenten con menos de 800 empleadas y empleados y verifiquen una variación de facturación nominal interanual igual a cero o positiva de hasta el TREINTA Y CINCO POR CIENTO (35%). 7.1.2.- Respecto de las empresas que prestan actividades no afectadas en forma crítica, el Comité recomienda que reciban el beneficio del Crédito a Tasa Subsidiada, en tanto verifiquen: • Cualquiera sea la cantidad de empleados, una variación de facturación nominal interanual negativa; o • Menos de 800 empleados y empleadas y una variación de facturación nominal interanual igual a cero o positiva de hasta el TREINTA Y CINCO POR CIENTO (35%). 7.1.3.- Respecto de empresas incluidas en la nómina a que refiere el punto 3.2 del presente Acta (Sector Salud), el Comité recomienda que reciban el beneficio del Crédito a Tasa Subsidiada, cualquiera sea su cantidad de empleadas y empleados, en tanto verifiquen una variación de facturación nominal interanual igual a cero o positiva de hasta el TREINTA Y CINCO POR CIENTO (35%). 7.1.4.- No serán elegibles los sujetos que al 12 de marzo de 2020 presenten estado 3, 4, 5 o 6 conforme el Resultado de Situación Crediticia publicado por el BCRA. En caso de varias situaciones crediticias informadas, se considerará la correspondiente al monto de deuda más alto. 7.2.- MONTO DEL CRÉDITO SUBSIDIADO El monto teórico máximo del crédito será de PESOS VEINTE MIL ($ 20.000.-) por cada trabajadora y trabajador que integre la nómina al 30 de septiembre de 2020, no pudiendo superar en ningún caso la sumatoria del salario neto de cada uno de los empleados y empleadas de la empresa solicitante correspondientes al mes de septiembre de 2020, en el caso que sea menor. 7.3.- TASAS DE INTERÉS – SUBSIDIOS La tasa de interés, en cada caso, dependerá de la magnitud de la variación nominal de la facturación, conforme se consigna seguidamente: • Variación nominal negativa: Tasa de interés del 27% TNA. • Variación nominal igual a 0% o positiva de hasta el 35%: Tasa de interés del 33% TNA. El BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA fijará las restantes condiciones para la instrumentación de la línea de crédito en cuestión. La obtención del Crédito a Tasa Subsidiada otorgado respecto de los salarios devengados en el mes de septiembre no obstará al otorgamiento del beneficio de Salario Complementario respecto de los salarios devengados en el mes de octubre de 2020 ni al beneficio previsto en el presente punto 7, en tanto el solicitante acredite los requisitos definidos para dichos beneficios. Quedan excluidos del presente beneficio aquellos sujetos que no hubieran exteriorizado una actividad económica, circunstancia caracterizada por ausencia de facturación en ambos períodos (2019 – 2020). 7.4.- Plazo de gracia y condiciones de conversión a subsidio Con relación al Crédito a Tasa Subsidiada el Comité recomienda que el financiamiento cuente con un período de gracia de TRES (3) meses computados a partir de la primera acreditación. Respecto de las restantes condiciones y aspectos relativos a la conversión del crédito a subsidio, conforme metas de empleo, se recomienda que las mismas sean definidas por el MINISTERIO DE DESARROLLO PRODUCTIVO y el BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA. 8.- DISPOSICIONES GENERALES En relación con las condiciones a aplicar para la liquidación de los Salarios Complementarios y de los Créditos a Tasa Subsidiada, correspondientes a las remuneraciones del mes de octubre de 2020, el Comité entiende que resulta procedente tomar como referencia la remuneración devengada en el mes de septiembre de 2020. La AFIP informa que ya cuenta con la información correspondiente a tales remuneraciones, las cuales constituyen una base de cálculo que refleja de manera fehaciente la realidad económica y determina una ponderación más justa del beneficio para las trabajadoras y los trabajadores. Respecto de las condiciones de admisibilidad de los beneficios en trato y a los efectos de determinar la variación nominal de facturación interanual requerida según el caso por los puntos 2.2., 3.3 y 7 precedentes, se compararán los períodos septiembre de 2019 con septiembre de 2020, en tanto que en el caso de las empresas que iniciaron sus actividades entre el 1° de enero de 2019 y el 30 de noviembre de 2019, la comparación de la facturación del mes de septiembre de 2020 debería hacerse con la del mes de diciembre de 2019. Asimismo, se propone que con relación a las empresas que iniciaron su actividad a partir del 1º de diciembre de 2019 no se considere la variación de facturación para la obtención del beneficio del Salario Complementario. Al efecto del cómputo de la plantilla de personal deberán detraerse las extinciones de las relaciones laborales ocurridas hasta el 27 de octubre de 2020, inclusive. Asimismo, se propone que se mantenga el límite relativo a la remuneración bruta del potencial beneficiario establecida en el Acta N° 19 (punto 4). Las demás reglas a aplicar para la estimación del Salario Complementario para el mes de octubre de 2020 se encuentran constituidas por las recomendaciones efectuadas por este Comité con anterioridad que fueron adoptadas por la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS respecto del mes de agosto (Acta N° 20), contexto en el que las referencias a julio de 2020 deberán entenderse realizadas a septiembre de 2020, salvo las que expresamente se han determinado en el presente punto 8. Se extienden los requisitos previstos en el apartado 7 del Acta N° 19, respecto de los cuales las referencias al mes de julio de 2020 se entenderán realizadas al mes de octubre de 2020, y las realizadas a los meses de mayo y junio de 2020 se entenderán realizadas a los meses de mayo, junio, julio, agosto y septiembre de 2020. 9.- BENEFICIOS PENDIENTES DE PERCEPCIÓN En todos aquellos casos en que hubieran transcurridos SESENTA (60) días corridos desde la fecha de cierre de la inscripción a los beneficios del Programa ATP correspondiente al período mensual de que se trate sin que tales beneficios se hayan efectivizado, se aconseja dar por concluida su tramitación, con excepción de los trámites respecto de los cuales hubiesen reclamos pendientes de resolución. 10.- El cumplimiento de los requisitos establecidos y adoptados por la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS para el otorgamiento de cada uno de los beneficios previstos por el Decreto Nº 332/20 y sus modificatorios deberían constituir una condición del beneficio acordado, determinando su incumplimiento una causal de caducidad de aquel y la consecuente obligación del beneficiario de efectuar las restituciones pertinentes al Estado Nacional.Fdo Marco del Pont-Kulfas-Moroni-Guzman///

ANEXO 2 (parcial- sin gráficos)

Informe técnico Ministerio de Desarrollo Productivo Desde el inicio de la pandemia, la economía argentina ha experimentado una contracción muy importante en el nivel de actividad. En el segundo trimestre de 2020, la economía cayó 19,1% interanual, lo cual representa la mayor caída trimestral desde que se tenga registro. En particular, la mayor contracción se produjo durante el mes de abril (-26,1% interanual), que coincidió con la etapa en la cual todo el país estuvo en Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), medida sanitaria dispuesta por el gobierno nacional el 20 de marzo de 2020 en el marco de la pandemia COVID-19. Desde entonces, la economía ha comenzado a recuperarse: entre abril y agosto, la actividad creció 20,4% de acuerdo a la medición desestacionalizada del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que provee el INDEC. Asimismo, en la medición desestacionalizada las alzas se produjeron en todos los meses (esto es, el nivel de actividad continuó recuperándose mes tras mes). No obstante, la actividad permaneció en agosto 10,3% por debajo de los niveles observados en el mes de febrero (y 11,6% por debajo de agosto de 2019). Los primeros indicadores productivos de septiembre dan cuenta de una mejora en la actividad económica que se mide a través de 13 indicadores de actividad adelantados, ligados mayormente a la producción y venta de bienes. Estos 13 indicadores han mejorado su desempeño interanual respecto a los meses de julio y agosto (Cuadro 1). A modo de ejemplos, el patentamiento de autos 0km pasó de caer a más del 30% interanual en julio y agosto a hacerlo a un -3,9% en septiembre; los de autos usados crecieron 4,2% interanual en septiembre, tras haber permanecido en terreno negativo en julio y agosto; los patentamientos de motos 0km crecieron 48,9% interanual (tras cifras negativas en julio y agosto); la fabricación de automóviles subió 16,1% en septiembre, alcanzando el mayor volumen mensual desde febrero de 2019; los despachos de cemento subieron 10,1% interanual en septiembre (alcanzando el mayor valor mensual en 13 meses); la producción de acero crudo se contrajo 11,9% interanual en septiembre (recortando las caídas respecto a los meses previos); la recaudación real subió 4,9% interanual en septiembre, la primera del año. …… Ahora bien, más allá de esta evidente recuperación económica -en particular en lo que concierne a la producción industrial y la actividad comercial-, la actividad en su conjunto todavía dista de haber retornado a los niveles prepandemia. Esta circunstancia se explica, mayormente, por lo que ocurre en algunos sectores de la economía: en su mayoría servicios que han estado muy afectados por la pandemia del COVID-19 y las medidas sanitarias de aislamiento y distanciamiento social, entre ellos y fundamentalmente, turismo, gastronomía, cultura, entretenimiento, deportes y salud. De acuerdo con los datos del Centro de Estudios para la Producción (CEP-XXI) en base a AFIP en agosto el 12,7% de las empresas empleadoras formales de la Argentina no tuvo facturación (o tuvo una facturación mínima, ver gráfico 1). Si bien esta cifra representa una mejora respecto al 25,9% observado durante el mes de abril, la cantidad de empresas que aun registran facturación nula o negativa todavía se encuentra varios puntos por encima del registro correspondiente al mes de febrero (6,6%). Ahora bien, este panorama general muestra profundas heterogeneidades, con algunos sectores que todavía persisten con un elevado número de empresas sin operar (o con operaciones mínimas) y otros en donde la actividad se ha recuperado notoriamente. Por ejemplo, la rama de alojamiento ha sido una de las más afectadas por el COVID-19. Allí, aun en agosto el 64,9% de las empresas no tuvo facturación. Si bien este guarismo implica una mejora respecto al pico de 74,2% tocado en abril, no deja de ser una situación profundamente crítica (sobre todo, teniendo en cuenta que en febrero solo el 2% de las firmas del sector no tenía facturación). En gastronomía se observa una situación similar -aunque algo menos severa-: en agosto, el 32,8% de las empresas del sector no tuvo facturación (tras haber tenido un pico de 61,8% en abril). En febrero, esa cifra rondaba el 2%. A la inversa, en ramas como la industria y el comercio, en agosto las cifras fueron más parecidas a las observadas en la prepandemia. En el sector manufacturero, el 7,8% de las firmas no tuvo facturación en agosto, mostrando una notoria recuperación respecto al 29,2% de abril (y una cifra relativamente próxima al 5,1% de febrero). En el caso del comercio, en agosto el 5,7% de las empresas no tuvo facturación (tras haber tocado un 23,6% en abril). Este guarismo en febrero había sido levemente superior al 2%. Un caso intermedio es el de la construcción. En este sector de actividad, el mes de agosto evidenció un 26,1% de las empresas sin facturación (tras haber rozado el 40% en abril). Vale apuntar aquí que en la construcción es más frecuente que en otros sectores la ausencia de actividad en meses puntuales, dado que muchas firmas tienen ritmos de facturación irregulares y discontinuos habida cuenta de que en general trabajan en base a proyectos específicos. Por tal razón es que en febrero el porcentaje de empresas del sector sin facturación fue del 17%, muy por encima que la del resto de los sectores mencionados. El 26,1% de agosto representa por tanto una suba de 9,1 puntos porcentuales respecto a febrero.  En resumen, la economía argentina ha ingresado al cuarto trimestre del año mostrando claros signos de recuperación respecto al peor momento de la recesión, situación que se produjo durante el segundo trimestre del año 2020. No obstante, esta recuperación es heterogénea en lo sectorial, lo cual implica que hay actividades que continúan muy afectadas (como se evidencia en los casos de gastronomía, alojamiento y cultura) y otras cuyo nivel actual de actividad se aproxima a los datos observados en la prepandemia: entre ellos, la industria y el comercio. En su conjunto, sin embargo, la actividad económica se encuentra todavía por debajo de los niveles prepandemia. En sus seis rondas el programa ATP ha sido una herramienta fundamental para preservar el capital organizacional de 338 mil firmas asistidas (el 60% del total) y de 2,8 millones puestos de trabajo. Es en este contexto y en función de lo mencionado anteriormente, que se sugiere la continuidad del programa, aunque con algunos cambios que se recomiendan a continuación y que permitan concentrar particularmente los esfuerzos en los sectores que han estado atravesando una situación crítica por el COVID-19. 1. Revisión del esquema en sectores no críticos Como fuera mencionado, la economía argentina hoy presenta mayores niveles de actividad que en el segundo trimestre del año, momento en el que se produjo el impacto más severo de las medidas sanitarias aplicadas en el marco de la pandemia COVID-19, aunque todavía se encuentra por debajo de los niveles prepandemia. Asimismo, la recuperación ha sido profundamente heterogénea: mientras que la industria y el comercio han tenido un repunte muy significativo, ramas como turismo, gastronomía, cultura, deportes o esparcimiento (entre otras) continúan muy afectadas. Resulta relevante observar la distribución de las firmas en sectores críticos y no críticos según su variación de la facturación real, y comparar cuál era la situación en abril y cuál en agosto. En el gráfico 3 se observa un histograma de frecuencias para las ramas no críticas y en el 4 para las ramas consideradas críticas. En abril, el 23% de las empresas en ramas no críticas estuvieron sin facturación o con facturación mínima (es decir, con caídas cercanas al 100% interanual real). Para agosto, ese guarismo se redujo a alrededor del 8%. Nótese cómo se fue incrementando el porcentaje de firmas con subas reales en la facturación o con caídas más moderadas y, por el contrario, cómo fue cayendo el porcentaje de firmas con caídas mayores al 50% real. El Gráfico 4 muestra el mismo histograma, pero para las empresas de sectores críticos. Allí se observa, en primer lugar, que en abril el 44% de las firmas de estos sectores no tuvo facturación (como hemos visto, en ramas como alojamiento y gastronomía dicha cifra superó el 60%). Si bien hubo cierta mejora entre abril y agosto, lo que ocurrió es que cayó el porcentaje de empresas con caídas de facturación superiores al 90% y se engrosó el porcentaje de firmas con caídas entre 80% y 20% real. A diferencia de lo ocurrido con los sectores no críticos, no se incrementó el porcentaje de empresas con suba en la facturación real o con caídas leves/moderadas…. Dado este marco, y tras seis meses de ATP, resulta necesario revisar los criterios del programa de forma tal de poder concentrar los esfuerzos fiscales en aquellos sectores donde aún se observan niveles de actividad muy alejados de aquellos observados en la prepandemia. Dado que la situación en los sectores no críticos ha mejorado significativamente en estos meses, se sugiere continuar con la asistencia revisándola de forma tal que el gasto público involucrado en este programa permita maximizar su impacto en términos de la preservación del capital organizacional de las firmas y los puestos de trabajo. Por este motivo, se recomienda la posibilidad de atender, de aquí en adelante, a los sectores no críticos que aún presenten datos negativos de facturación (y hasta un 35% nominal positivo) a través de los préstamos subsidiados y con garantía estatal, los cuales podrán ser convertidos en un aporte no reembolsable si la firma cumple con metas de empleo. Con este instrumento se continúa apoyando a las empresas en ramas que ya vienen repuntando, generando incentivos al empleo formal y focalizando el uso de fondos públicos en los sectores más afectados. Este tipo de créditos ya estuvo disponible en la quinta y sexta ronda del ATP para las empresas cuya variación de la facturación nominal interanual hubiese estado en el periodo relevado entre 0% y 40%. Se recomienda, asimismo, que las empresas en sectores no críticos cuya facturación nominal interanual esté entre -100% y -0,1% tengan un beneficio mayor que aquellas con variación interanual positiva, a saber: a) una menor tasa de interés, y b) mantener el beneficio vigente de la postergación de contribuciones patronales. 2. Revisión de topes máximos de facturación para acceso al crédito con garantía estatal Como se dijo, en la quinta y sexta ronda de la ATP las empresas con facturación interanual nominal entre 0% y 40% fueron elegibles para el acceso al crédito a tasa subsidiada. Dado que la inflación interanual se desaceleró al 36,6% en septiembre (tras un 40,7% en agosto), y que el ATP es un programa que asiste a empresas con caídas en la facturación real, se sugiere que para la séptima ronda del ATP la variación interanual nominal máxima para poder acceder a los beneficios sea de 35%. 3. Conclusiones La economía argentina se encuentra en proceso de recuperación tras la caída récord experimentada en el segundo trimestre de 2020. No obstante, tal recuperación es marcadamente heterogénea, con repuntes notorios en sectores como la industria y el comercio (hoy más cerca de los niveles prepandemia), y una afectación prolongada en ramas como turismo, gastronomía, deportes, esparcimiento y cultura, que todavía persisten en niveles de actividad entre reducidos y nulos. Dada esta coyuntura, y a modo de resumen, se recomiendan los siguientes cambios en el programa ATP: a) En sectores no críticos, reemplazar el actual mecanismo de subsidio salarial por un crédito subsidiado y con garantía estatal, por hasta $20.000 por trabajador/a. Se recomienda que este crédito pueda ser reconvertido total o parcialmente en un aporte no reembolsable si la empresa cumple con metas de empleo. b) Dentro de los sectores no críticos, se recomienda que la tasa de interés del crédito convertible sea menor entre las empresas con variación interanual negativa en la facturación nominal que en las que tienen una variación entre 0% y 35%. Asimismo, se sugiere que las empresas de más de 800 trabajadoras/es con variación interanual negativa en la facturación nominal puedan acceder al crédito subsidiado con garantía estatal. En las empresas con variaciones de la facturación entre 0% y 35% se recomienda la continuidad del criterio de elegibilidad actual (solo para empresas de hasta 800 trabajadoras/es). c) Dentro de los sectores no críticos, se recomienda además que se mantenga el beneficio de la postergación de las contribuciones patronales para las empresas con variación interanual negativa en la facturación nominal, independientemente de la cantidad de trabajadoras/es. d) Siguiendo la misma lógica de los dos puntos anteriores, se sugiere -en el caso de los sectores críticos- que haya una diferenciación de beneficios entre las empresas que tengan una variación negativa en la facturación nominal interanual respecto de aquellas que tengan una variación nominal positiva entre 0% y 35%. e) Para aquellos casos de empresas pertenecientes a sectores no críticos que observen alguna particularidad que no pueda ser atendida a través del crédito subsidiado con garantía estatal propuesto, se recomienda la migración a otro tipo de programas de asistencia (por ejemplo, siguiendo el esquema del programa REPRO) con un análisis más a fondo y caso por caso de la situación de cada una de ellas. f) Dado que la inflación interanual en septiembre de 2020 fue del 36,6%, se recomienda que ahora puedan ingresar al programa ATP las empresas con variación nominal de la facturación inferior al 35% (hoy dicha cifra es 40%, habida cuenta de que la inflación interanual en los meses previos fue superior a dicho guarismo).///

 

® Liga del Consorcista

Tags: programa ATP, octubre 2020,

SUSCRIPCIÓN GRATUITA
Todas las novedades en Propiedad Horizontal
 
NOVEDADES RECIENTEMENTE PUBLICADAS
 CABA- SISTEMA INTEGRAL DE SEGURIDAD PÚBLICA-LEY 6339 que modifica la Ley 5688.
19-11-2020 | legislación | Ciudad de Buenos Aires