Contenido para:
Todo el pa铆s

Si la carta documento dirigida al trabajador es devuelta por el Correo con la atestaci贸n 鈥渃errado con aviso鈥, debe admitirse la validez de la notificaci贸n . Hubo culpa exclusiva de la destinataria, que no fue a retirarla.

137 personas leyeron esto
comentaron al pie
Versi贸n para imprimir
Publicado el
Fecha del Fallo: 15-7-2022
Partes: COLOMBO, LIDIA DEL CARMEN C/ HAIR SYSTEM S.A. S/ DESPIDO
Tribunal: C脕MARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA VII


(parcial) En la Ciudad de Buenos Aires, a los 15 d铆as del mes de julio de 2022, para dictar sentencia en los autos: 鈥淐OLOMBO, LIDIA DEL CARMEN C/ HAIR SYSTEM S.A. S/ DESPIDO鈥, se procede a votar en el siguiente orden: LA DOCTORA GRACIELA LILIANA CARAMBIA DIJO: I.- Contra la sentencia de primera instancia, que rechaz贸 en lo principal el reclamo inicial, se alzan ambas partes a tenor de los memoriales de agravios, con r茅plica de la demandada al recurso de la parte actora, todo ello conforme se visualiza a trav茅s del Sistema de Gesti贸n Lex100.

II.- La actora se queja por la decisi贸n del Juez de la anterior instancia de haber considerado que no se hab铆an acreditado ninguna de las injurias con las que pretendi贸 fundar su despido indirecto. En lo que a ello respecta, cuestiona espec铆ficamente que el Magistrado no haya tenido por acreditado que la demandada infringi贸 el deber de ocupaci贸n y que la relaci贸n no se encontraba debidamente registrada en cuanto al monto de las remuneraciones. A mi juicio, los argumentos que expone, no se revelan conducentes para modificar lo resuelto en origen. Digo ello porque, en primer lugar, advierto que -tal como se decidiera en la instancia anterior-, en el caso, no resulta aplicable la presunci贸n ante el silencio, erigida en el art. 57 de la LCT.

N贸tese que si bien es cierto que la misiva no lleg贸 a la esfera de conocimiento de la accionante, ello se debi贸 exclusivamente a la culpa de la propia destinataria quien no fue a retirarla. Es que el informe del Correo Oficial de fs. 236/251 da cuenta que la ep铆stola sali贸 a distribuci贸n siendo devuelta a su remitente con la observaci贸n 鈥渃errado con aviso鈥 y, en ese marco, no puede imput谩rsele consecuencias desfavorables a la accionada por la falta de entrega material del despacho telegr谩fico (art. 386 del C贸d. Procesal).

Cabe recordar que si bien resulta cierto que quien utiliza un medio de comunicaci贸n es responsable del riesgo propio de dicho medio, tal principio no resulta aplicable cuando se utiliz贸 un medio com煤n para este tipo de comunicaciones (telegrama) y la noticia no lleg贸 a cumplir su cometido por culpa del destinatario (en este caso la actora). En este sentido, cuando la carta documento es devuelta por el Correo con la atestaci贸n 鈥渃errado con aviso鈥, debe admitirse la validez de la notificaci贸n.

El car谩cter recepticio de la denuncia del contrato de trabajo no exige que necesariamente el destinatario tenga conocimiento efectivo de la comunicaci贸n.

Es suficiente para ello que el mensaje hubiere podido llegar a destino si aqu茅l hubiera obrado con la diligencia necesaria a esos fines. Si se ha dejado un aviso de visita, y el trabajador no retira del correo la misiva, ello deja a las claras una actitud impropia de las buenas relaciones laborales (art. 63, LCT). Con el aviso de Correo, el trabajador debe presentarse en las oficinas de 茅ste y retirar la pieza postal.

No soslayo que la recurrente denunci贸 que "[...]jam谩s recibi贸 en su domicilio avisos de correspondencia鈥︹ pero, en mi opini贸n, ese planteo no puede ser tenido en cuenta, a poco que se advierta que el informe del Correo Oficial no fue impugnado por falsedad en la oportunidad establecida en el art. 403 del CPCCN. Por lo tanto, descartada la operatividad de la presunci贸n dispuesta en la normativa por el silencio del empleador, incumb铆a a la parte actora acreditar los extremos denunciados (cfr. art. 377 CPCCN) y, sin embargo, a mi juicio y como fuera expuesto en el fallo apelado, no lo ha logrado. En efecto, los testigos que declararon en la causa a instancias de la parte actora no me resultan convincentes para dar cuenta de los pagos de parte de la accionada por fuera de registro, puesto que adujeron circunstancias que se contraponen con lo denunciado en el escrito de inicio. [...]

Por su parte, las declaraciones de los testigos que prestaron su testimonio por impulso de la accionada fueron claras, precisas y contundentes en manifestar que la demandada si bien abonaba los salarios en efectivo, no pagaba ninguna suma por fuera de lo que reflejaban los recibos de haberes. [...] En definitiva, comparto la valoraci贸n que hiciera el Magistrado de grado en relaci贸n a la ineficacia de los testimonios para dar cuenta de los pagos clandestinos. Tampoco entiendo que luzca acreditado el supuesto de negativa de tareas, habida cuenta que ninguna prueba gener贸 la accionante tendiente a demostrar que se hubiese apersonado en su puesto laboral y le hubiesen sido negadas las tareas. [...] la actora no se reintegr贸 despu茅s de sus vacaciones.

De tal suerte, la falta de acreditaci贸n de las injurias incluidas en la intimaci贸n previa al despido en orden a la negativa de tareas e irregular registro de la remuneraci贸n, aunadas a la tambi茅n no demostraci贸n de la deuda salarial y fecha de ingreso posdatada -que provienen firmes a esta Alzada-, me persuaden a postular la confirmatoria de la sentencia de la anterior instancia en cuanto rechaz贸 a las indemnizaciones reclamadas derivadas del despido.

III.- En atenci贸n al resultado del litigio, he de propiciar que se revierta lo decidido en grado en materia de costas, toda vez que, a mi criterio, el principio rector en la materia, plasmado en el art. 68 del C.P.C.C.N. y que encuentra su raz贸n de ser en el hecho objetivo de la derrota, impone que en el caso sean fijadas a cargo de la actora vencida en su reclamo.

La soluci贸n que propicio respecto de las costas de primera instancia torna abstracto el tratamiento del agravio de la accionada respecto de los honorarios regulados a la representaci贸n y patrocinio letrado de la parte actora por carecer aquella de inter茅s recursivo para cuestionar tales honorarios. Ponderado el m茅rito, calidad, importancia y extensi贸n de los trabajos profesionales desempe帽ados por el perito contador, en virtud de lo normado en los arts. 38 de la Ley 18.345, 13 de la ley 24.432 y dem谩s normas arancelarias vigentes a la fecha de su designaci贸n, la suma regulada en concepto de honorarios no luce desproporcionada, por lo que sugiero que se confirme.

IV.- De tener adhesi贸n mi voto, sugiero que las costas de Alzada se declaren a cargo de la parte actora (Art. 68 CPCCN) y se regulen los honorarios de la representaci贸n y patrocinio letrado de la actora y demandada, en el 30%, a cada una, de los determinados para la primera instancia (Arts. 16 y 30 de la Ley 27.423).

LA DOCTORA PATRICIA SILVIA RUSSO DIJO: Por compartir sus fundamentos, adhiero al voto que antecede.- EL DOCTOR H脡CTOR C脡SAR GUISADO no vota (art. 125 de la Ley 18.345).

A m茅rito de lo que resulta del precedente acuerdo el Tribunal RESUELVE:

1) Modificar la sentencia apelada en relaci贸n a las costas y fijar su imposici贸n a cargo de la parte actora.

2) Confirmar el fallo en todo lo dem谩s que fuera materia de recurso y agravio.

3) Declarar las costas de Alzada a cargo de la parte actora.

4) Regular los honorarios de Alzada de la representaci贸n y patrocinio letrado de la parte actora y demandada, en el 30% (treinta por ciento), a cada una, de los determinados para la primera instancia.

5) Oportunamente, c煤mplase con lo dispuesto en el art. 1潞 de la Ley 26.856 y con la Acordada de la CSJN N潞 15/2013. Reg铆strese, notif铆quese y devu茅lvase. GRACIELA CARAMBIA, JUEZ DE CAMARA -MARIA CECILIA AMALI BERTI, PROSECRETARIA DE CAMARA - PATRICIA SILVIA RUSSO, JUEZ DE CAMARA -

® Liga del Consorcista

Tags: laboral,

SUSCRIPCI脫N GRATUITA
Todas las novedades en Propiedad Horizontal