Contenido para:
Todo el país

DECRETO N.° 150/2015-Reglamentación de natatorios en CABA-

 
11641 personas leyeron esto
0 comentaron al pie
Versión para imprimir
Publicado el
Publicado en BOCABA el 26-5-2015

A través de la Ley Nº 3.364, se incorpora al Código de Habilitaciones y Verificaciones el Capítulo 11.15, con el objeto de regular la habilitación y funcionamiento de los natatorios públicos, semipúblicos y especiales en el territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, derogando parcialmente la Ordenanza N° 41.718 y estableciendo nuevos requisitos para todos los natatorios-Resulta necesario establecer normas que rijan el poder de policía de la Ciudad conforme las exigencias actuales en esta materia-



VISTO:
La Ordenanza Nº 41.718, las Leyes Nº 3.364, N° 4342, Nº 2.624, la Resolución Nº
504/AGC/11, y el expediente electrónico N° 17655356/MGEYA-AGC/14
CONSIDERANDO:
Que a través de la Ley Nº 3.364, se incorpora al Código de Habilitaciones y
Verificaciones el Capítulo 11.15, con el objeto de regular la habilitación y
funcionamiento de los natatorios públicos, semipúblicos y especiales en el territorio de
la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, derogando parcialmente la Ordenanza N° 41.718
y estableciendo nuevos requisitos para todos los natatorios;
Que en el artículo 2° de esa ley precitada se estableció que los natatorios que se
encontraban instalados en la Ciudad contaban con un plazo de ciento ochenta (180) días
corridos a partir de su publicación en el Boletín Oficial, para adecuar su funcionamiento
a lo determinado en el nuevo Capítulo 11.15 "Natatorios" del Código de Habilitaciones
y Verificaciones.
Que la Coordinación General dependiente de la Agencia Gubernamental de Control, efectuó un
relevamiento en los natatorios que se encontraban en funcionamiento en el ámbito de la
Ciudad y se constató la existencia de dificultades para la completa regularización y
adecuación a la nueva normativa, resultando por ello necesario la definición de ciertas
pautas que hagan posible el cumplimiento de la Ley;
Que atento la situación fáctica existente, se propició la incorporación, a través de la Ley
N° 4.342, del artículo 11.15.3.7 al Capítulo 11.15 "Natatorios" del Código de
Habilitaciones y Verificaciones, por el que se facultó a la autoridad de aplicación a
eximir a los natatorios preexistentes a la entrada en vigencia de la Ley N° 3.364, del
cumplimiento de requisitos imposibles de ejecutar o que impliquen modificaciones de
gran envergadura, mediante la aceptación de soluciones alternativas con criterios de
máxima practicabilidad, siempre que: a) No se desvirtúen los propósitos esenciales de
las disposiciones generales de la presente; b) Estén aseguradas las condiciones mínimas
de higiene, seguridad y funcionamiento; c) No entrañen perjuicio o molestias al
vecindario ni a sus usuarios; d) Medie opinión fundada favorable de las oficinas
técnicas que según la materia deban intervenir;
Que en consecuencia, resulta necesario establecer normas que rijan el poder de policía
de la Ciudad conforme las exigencias actuales en esta materia;
Que por otro lado el artículo 1.1.6 del Código de Habilitaciones expresamente prevé que
"Las habilitaciones o permisos ya concedidos, se regirán por las normas vigentes al
momento de su otorgamiento.
Sin perjuicio de ello si en este Código se establecieran
nuevos requisitos, deberán ajustarse a ellos cuando el Departamento Ejecutivo, por vía
de reglamentación, así lo disponga.";
Que sin perjuicio de ello, la Autoridad de Aplicación, a través de la Resolución Nº
504/AGC/11, estableció un sistema de inspección programado a fin de controlar en
forma efectiva las cuestiones mínimas de higiene, seguridad y funcionamiento en
natatorios;
Que de conformidad con lo expuesto, resulta necesario dictar la correspondiente norma
que reglamente las previsiones del Capítulo 11.15 "Natatorios" del Código de
Habilitaciones y Verificaciones de la Ciudad.
Por ello, en uso de las facultades conferidas por los artículos 102 y 104 de la
Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,
EL JEFE DE GOBIERNO
DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES
DECRETA
Artículo 1º.- Apruébese la reglamentación del Capítulo 11.15 "Natatorios" del Código
de Habilitaciones y Verificaciones que como Anexo I (IF 2015-07238117-MJYSGC)
forman parte integrante del presente Decreto.
Artículo 2º.- La Agencia Gubernamental de Control, o el organismo que en el futuro la
reemplace, es la Autoridad de aplicación de la presente, pudiendo dictar las normas
complementarias y aclaratorias que fueran necesarias para su mejor aplicación y
cumplimiento.
Artículo 3º.- La Agencia de Protección Ambiental o el organismo que en el futuro la
reemplace, es la encargada del control del agua de las piscinas de los Natatorios,
quedando autorizada a dictar la reglamentación que considere en aquello propio de su
competencia.
Artículo 4º.- El presente Decreto es refrendado por los Sres.
Ministros de Justicia y
Seguridad, Desarrollo Económico, Ambiente y Espacio Público y el Sr.
Jefe de
Gabinete de Ministros.
Artículo 5º.- Publíquese en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires y para su
conocimiento y demás efectos, comuníquese a la Agencia de Protección Ambiental, a la
Subsecretaría de Deportes del Ministerio de Desarrollo Económico, a la Agencia
Gubernamental de Control, a la Secretaría de Planeamiento del Ministerio de Desarrollo
Urbano y a la Unidad Ejecutora del Régimen de Escuelas Seguras de Gestión Privada.
Cumplido, archívese.MACRI - Montenegro - Cabrera - Cenzón -Rodríguez Larreta
ANEXO I
Artículo 1°.- Los natatorios deben dar cumplimiento a lo establecido en el Capítulo
11.15 “Natatorios” del Código de Habilitaciones y Verificaciones y la presente
reglamentación.
Artículo 2°.- A los efectos de dar cumplimiento a lo prescripto por la Ley Nº 962 de
“Accesibilidad Física”, deberá estarse a lo estipulado en la Sección 4 del Código de
Edificación (4.11.2.1.
inc d), Resolución Nº 309/GCABA/SJYSU/04 y demás normativa
reglamentaria y complementaria vigente.-
Artículo 3°.- Los Natatorios son controlados e inspeccionados por la Dirección General
de Fiscalización y Control de la Agencia Gubernamental de Control, quién verifica el
cumplimiento de las condiciones de higiene, seguridad y funcionamiento establecidas
en la normativa vigente para la actividad.
Artículo 4°.- Las previsiones del apartado 11.15.2 “Requisitos para la solicitud de la
habilitación” del Capítulo 11.15 “Natatorios” del Código de Habilitaciones y
Verificaciones, deben interpretarse conforme lo establecido en el apartado 11.15.3.7 del
mismo Capítulo y el presente Anexo.
Artículo 5°.- El Libro de Novedades de uso de los Guardavidas establecido en el inciso
f) del apartado 11.15.2.2 del Capítulo 11.15 “Natatorios” del Código de Habilitaciones y
Verificaciones, debe ser foliado y rubricado por la Dirección General de Habilitaciones
y Permisos de la Agencia Gubernamental de Control, debiendo registrarse las
novedades pertinentes de la actividad y debe contener:
1.
Datos del médico;
2.
Renovación del personal médico;
3.
Fechas en que se ha procedido al vaciado total, limpieza y pintura de la pileta;
4.
Cantidad diaria de bañistas;
5.
Cualquier novedad relacionada con el funcionamiento del natatorio;
Artículo 6°.- Aquellos Natatorios con permiso precario y/o cualquier tipo de
documentación habilitante preexistente, deberán, dentro del plazo de de sesenta (60)
días corridos a partir de la publicación del presente, iniciar el trámite de habilitación
definitiva bajo apercibimiento de caducidad automática.
En todos los casos deben cumplir con el procedimiento técnico administrativo para la
habilitación de comercios e industrias, depósitos y servicios establecidos por el Poder
Ejecutivo a través del Decreto N 93/06 y deberán agregar también:
a- En caso que el permiso precario de funcionamiento haya sido otorgado a través del
Expediente de solicitud de habilitación, se deberá solicitar la habilitación definitiva con
la totalidad de la documentación, mediante una presentación ampliatoria en ese mismo
expediente original.
b- Cuando el permiso precario de funcionamiento haya recaído en un Registro o Nota,
la habilitación definitiva deberá ser solicitada por Expediente.
c- En cualquiera de los casos, se deberá presentar la documentación que acredite el
permiso precario de funcionamiento con que cuenta el local.
d- En cada caso en particular, el titular del permiso precario de funcionamiento deberá
considerar si corresponde, “Ampliación de Rubro”, “Ampliación de Superficie” y/o
“Redistribución de Usos”.
Artículo 7°.- La persona o las personas, tanto físicas como jurídicas, que ostenten la
titularidad en propiedad o en cualquier relación jurídica que pueda comportar la
tenencia o explotación del natatorio, es/son responsable/s del cumplimiento de las
exigencias previstas en el Capítulo 11.15 “Natatorios” del Código de Habilitaciones y
Verificaciones y la presente reglamentación.
Artículo 8°.- Los Natatorios que poseen un permiso precario, deben presentar además:
a- Póliza de Seguro que cubra los accidentes que puedan sufrir los usuarios y el personal
afectado al Natatorio;
b- Copia certificada del contrato de suscripción a un servicio privado de emergencias;
c- Certificado de Aptitud Ambiental (SRE);
Artículo 9°.- Aquellos Natatorios preexistentes emplazados en zonas catalogadas por el
Código de Planeamiento Urbano como actividad no permitida restringida o sujeto a
consulta, quedan eximidos de la obtención de la autorización de emplazamiento
expedida por la autoridad competente en materia de interpretación urbanística.
Artículo 10.- Cuando un Natatorio presente una cubierta temporaria del tipo carpa con o
sin estructura desmontable, deberá presentar, a los fines de ser autorizada, una
Declaración Jurada confeccionada por un arquitecto, ingeniero civil o maestro mayor de
obras matriculado, el cual debe ser colegiado, debiendo contener los datos acerca de la
construcción que determine la normativa vigente, y asimismo teniendo en cuenta que la
lona de la mencionada cubierta debe ser ignífuga, el profesional interviniente deberá
dejar constancia de ello.
Artículo 11.- Cuando se solicite la habilitación del Natatorio como ampliación de rubro,
en virtud de existir un establecimiento que por sus características, posea actividades
deportivas que incluyan vestuarios, sanitarios, duchas, guardarropa o servicio médico,
éstos deben ser indicados en forma clara, si se comparten o son exclusivos del natatorio.
Artículo 12.- Todos los Natatorios deberán acatar obligatoriamente las normas del
presente Anexo, sin perjuicio de las previstas en el Capítulo 11.15 “Natatorios” del
Código de Habilitaciones y Verificaciones, debiendo las mismas ser transcriptas en los
reglamentos internos del establecimiento y visible por los usuarios, a saber:
a) No se permite el acceso a menores de doce (12) años sin la presencia de un adulto
responsable;
b) Tener un botiquín de primeros auxilios con material para curaciones Deberán
Permanecer en el área de la piscina del Natatorio por lo menos dos (2) flotadores
circulares con cuerda y un bastón con gancho.
El equipo se ubicará de manera tal que se
asegure su fácil e inmediata utilización en casos de emergencia, desde cualquier punto
de la piscina;
d) Deberá encontrarse a disposición, las veinticuatro (24) horas, en el sitio del la
piscina, un teléfono fijo o celular para llamadas de emergencia;
e) Después del horario de finalización de funcionamiento de la piscina, la misma debe
quedar libre de objetos y juguetes, convenientemente cerrada y con todos los sistemas
de seguridad conectados;
f) La vereda perimetral contará con un revestimiento de material impermeable,
antideslizante y de fácil lavado;
g) Todo niño menor de tres (3) años o mayor de esa edad que no nade con eficiencia,
debe usar chaleco salvavidas con material de alta flotabilidad, que mantenga al niño a
flote con la cabeza fuera del agua, aún estando inconsciente.
Quedan exceptuados
aquellos menores que se encuentren bajo el cuidado y supervisión directa de los padres
o de un tutor.
El chaleco debe elegirse según el peso y no la edad del niño;
h) El agua debe tener una claridad suficiente como para permitir que un disco negro,
contrastado sobre fondo blanco, de 0,15 mts.
de diámetro aproximadamente, ubicado en
la parte más profunda de la piscina, sea perfectamente visible desde un costado de la
misma;
i) Para el tratamiento del agua de las piscinas, se prohíbe la aplicación directa de
productos, además, las instalaciones deben contar con un sistema de dosificación
automático, que funcione juntamente con la recirculación del agua permitiendo la
dosificación total y homogénea de los productos utilizados en el tratamiento;
j) La manipulación y almacenamiento de los productos químicos debe realizarse en
lugares no accesibles a los usuarios y con máximo aislamiento;
k) Durante el tiempo de funcionamiento de la piscina, el agua debe ser renovada
continuamente a través de recirculación, previa depuración y/o por entrada de agua
nueva;
l) Las tapas de drenaje deberán estar cubiertas con rejillas convexas de superficie libre,
aseguradas de modo tal que no puedan ser retiradas por los bañistas;
Todas las bocas de desagüe estarán distribuidas en forma tal que aseguren una
circulación y cloración de la masa total del agua de la piscina;
n) Los trampolines y plataformas deberán ser mantenidos en perfecto estado de
conservación, a fin de asegurar sus condiciones de higiene y seguridad.
Deberán poseer
una superficie con materiales impermeables y antideslizantes;
o) Los datos de la póliza de seguro, así como los del servicio privado de emergencias
médicas y traslados de personas por accidentes que puedan sufrir los usuarios y el
personal, deberán ser exhibidos en lugar visible a la entrada del establecimiento y del
acceso al natatorio.
p) Debe asegurar por cualquier medio, que el borde de la piscina sea fácilmente
aprehensible con la mano; permitiéndose la colocación de sogas o barandas metálicas
antioxidante en el perímetro de la piscina.
q) De poseer vidrio en mamparas, divisores, mobiliario y en general todo vidrio en áreas
susceptibles de impacto humano que sea utilizado dentro del salón natatorio deberá
cumplir con el artículo 8.13.6 del Código de Edificación.
Artículo 13.- Los libros mencionados en los incisos i) y j) del apartado 11.15.3.2 del
Capítulo 11.15 “Natatorios” del Código de Habilitaciones y Verificaciones deben ser
rubricados por la Dirección General de Habilitaciones y Permisos de la Agencia
Gubernamental de Control.
Artículo 14.- A los efectos de lo dispuesto en los apartados 11.15.3.3 y 11.15.3.4 del
Capítulo 11.15 “Natatorios” del Código de Habilitaciones y Verificaciones, los
Natatorios deben contar con un “Libro de Control de Agua” foliado y rubricado por la
Agencia de Protección Ambiental o el organismo que en el futuro la reemplace, en su
carácter de autoridad competente, en el que se registrará la información concerniente a:
1- Cloro residual: determinado 4 (cuatro) veces al día;
2- PH del agua, turbiedad y temperatura: determinados dos (2) veces al día;
3- Fecha en que se realizó la limpieza de los filtros del equipo de recirculación;
4- Registro análisis bacteriológico del agua;
5- Control de los equipos de tratamiento del agua para la corrección del ph, coagulación,
desinfección y alguicida;
6- Cualquier otra novedad general relacionada con la calidad del agua y las
competencias de la Agencia de Protección Ambiental.
Artículo 15.- Los Guardavidas, conforme lo establecido en el apartado 11.15.3.5 del
Capítulo 11.15 “Natatorios” del Código de Habilitaciones y Verificaciones, deben llevar el “Libro de
Agua” con el objeto de verificar diariamente las condiciones del lugar, para la seguridad
de los bañistas, como así también toda otra novedad que considere pertinente agregar
(conf.
Inciso d) del artículo 12, de la Ley N° 2.198).
A tal fin la autoridad de aplicación
es la Subsecretaria de Deportes o el organismo que la reemplace.
Artículo 16.- En el marco de lo previsto en el apartado 11.15.3.5 del Capítulo 11.15
“Natatorios” del Código de Habilitaciones y Verificaciones, se debe instalar un sistema
de alarma de agua para vigilancia, con sensor de inmersión, de presencia o cercanía, o
de otra tecnología que cumpla con el mismo fin y objetivo, en el horario en que no se
encuentren en servicio las piscinas.
La cantidad de detectores será proporcional a la superficie que se requiera cubrir para el
correcto funcionamiento del dispositivo.
Artículo 17.- Las escuelas incluidas dentro del Régimen de Escuelas Seguras, previsto
en la Ley Nº 2.189, quedan sujetas a las disposiciones de este Anexo, conforme las
siguientes particularidades, a saber:
1.
Todo instituto que posea natatorio, deberá dar cumplimiento a lo establecido por la
Dirección General de Fiscalización y Control de la Agencia Gubernamental de Control,
como condiciones mínimas de higiene, seguridad y funcionamiento, en el marco del
Régimen de Escuelas Seguras y de lo establecido en la presente.
2.
Respecto de la documentación solicitada, se encuentra incorporada en los
requerimientos de la plataforma de escuelas seguras aprobada por Disposición N° 3-
UERESGP/11 y la Guía para la Elaboración del Diagnóstico aprobada por Disposición
N° 4-UERESGP/11.
3.
En cuanto al requerimiento de servicio médico permanente en natatorios con más de
un mil metros cuadrados (1.000 m2), no aplica a los natatorios en escuelas dado que no
superan dicha superficie.
4.
La UERESGP podrá eximir de la obligación establecida en el artículo 12 del presente
Anexo, de mantener visible el reglamento, dado que el uso del natatorio se encuentra
dentro del reglamento propio del uso escolar;
5.
No aplica a natatorios en escuelas: sala de espera, locales de servicio médico
comunicados entre sí por el vestuario y vestuarios con surtidor de aguas.
6.
Con respecto a la obligación de contar con guardavidas, en los casos de
establecimientos educativos que, como objeto principal, tengan la enseñanza de la
natación (en general instituciones de nivel superior), se admitirá como adecuado que el
profesor a cargo de la actividad pueda suplir la presencia de guardavidas, siempre que el
mismo cumpla con los requisitos exigidos para dicha función y desarrolle su actividad.
7.
Aquellas cuestiones que no impliquen un riesgo inmediato, son susceptibles de actas
de intimación, correspondiendo acta de comprobación en caso de faltas reiteradas que
fueron intimadas fehacientemente y hubiese vencido el plazo de corrección de las
mismas (Art.
5 Anexo I Disposición N° 5-UERESGP/10).
En todos los casos ante una
manifiesta situación de inseguridad, el inspector podrá labrar el acta de comprobación
respectiva.
En este sentido correspondería acta de comprobación en casos tales como la
falta de análisis bacteriológico de las aguas o la ausencia de médico o guardavidas
cuando este fuese exigible.
8.
En el caso de la necesidad de adecuaciones edilicias (salvo cuando las mismas
implicaran un riesgo inminente) o completar documentación, corresponde intimar con
un plazo de adecuación fehaciente, en virtud que la Ley Nº 2.189, permite el
funcionamiento de las escuelas con un plan de adecuación progresiva (el que se
materializa y se acuerda caso por caso en la plataforma de Escuelas Seguras)

® Liga del Consorcista

Tags: De Interés General para la Familia Urbana, reglamentación,

SUSCRIPCIÓN GRATUITA
Todas las novedades en Propiedad Horizontal
 
NOVEDADES RECIENTEMENTE PUBLICADAS
 ATENCIÓN-Actividades Comerciales Minoristas en CABA-DECRETO N.° 218/20
28-5-2020 | legislación | Ciudad de Buenos Aires