LA AGENCIA DE ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA aprobó la Guía sobre Tratamiento de Datos Personales con Fines Electorales


05 Jun 2019
53 lecturas
0 comentarios
Opine sobre esta noticia
Imprimir
Archivado en:
Fuente:BO del 5-6-2019

Referencia: Guía sobre tratamiento de datos personales con fines electorales.

1. Principios fundamentales de protección de datos personales
Finalidad. Los datos deben ser tratados conforme a la finalidad que se haya declarado al momento de obtenerlos. Se podrán emplear los datos para otros fines que sean compatibles con la finalidad principal, si y sólo si estos pudieran haber sido razonablemente previstos por el titular de datos (art. 4, inc. 1 y 3 de la Ley N° 25.326).
Proporcionalidad. Los datos recolectados deben ser proporcionales y no excesivos en relación con la finalidad que se hubiese declarado para su obtención (art. 4, inc. 1 de la Ley N° 25.326).
Exactitud y actualización. Los datos deben ser exactos y tendrán que actualizarse, completarse o suprimirse en caso de mediar error, imprecisión o afectación de otro derecho del titular de los mismos. Quienes realicen algún tratamiento deberán examinar periódicamente su base de datos y, cuando corresponda, hacer las correcciones que resulten necesarias (art. 4, inc. 1, 4 y 5 de la Ley N° 25.326).
Lealtad y buena fe. La recolección de datos no puede hacerse por medios desleales, fraudulentos o que de alguna manera contraríen la ley (art. 4, inc. 2 de la Ley N° 25.326).
Accesibilidad. Los datos deben ser almacenados de modo que permitan su acceso por parte del titular (art. 4, inc. 6 de la Ley N° 25.326).
Minimización. Los datos deben ser destruidos cuando hayan dejado de ser necesarios o pertinentes para los fines por los que hubiesen sido recolectados (art. 4, inc. 7 de la Ley N° 25.326).
2. Inscripción
Toda base de datos que no esté inscripta en el Registro Nacional de Bases de Datos Personales es ilícita (art. 3 de la Ley N° 25.326 y Resolución 132/2018). Quienes hagan tratamiento de datos personales y aún no estén registrados, deberán inscribirse. El registro es una garantía fundamental para que los ciudadanos puedan ejercer sus derechos de acceso, actualización, rectificación y supresión de sus datos.
3. Derechos de los titulares de datos
Acceso. El titular de los datos, previa acreditación de su identidad, tiene derecho a solicitar y obtener información de sus datos personales que hayan sido almacenados o registrados. Se debe proporcionar la información solicitada dentro de los diez días corridos de haber sido requerida (art. 14 de la Ley N° 25.326). Actualización y rectificación. Cuando exista error o alguna afectación al titular de datos, este tiene derecho a requerir la actualización o rectificación de sus datos personales. El responsable de la base o registro que hubiera sido requerido, debe contestar al titular en el plazo de cinco días hábiles de recibido el reclamo o advertido el error o falsedad (art. 16 de la Ley N° 25.326).
Supresión. El titular de los datos, tiene derecho a solicitar la supresión o confidencialidad de sus datos personales. El plazo para contestar el reclamo es el mismo que en el caso de actualización o corrección. Sin embargo, la supresión no procede cuando pudiese causar perjuicios a derechos o intereses legítimos de terceros, o cuando existiera una obligación legal de conservar los datos (art. 16 de la Ley N° 25.326).
4. Consentimiento
Al ceder sus datos personales, el consentimiento del titular debe ser libre, expreso e informado (art. 5 de la Ley N° 25.326). Por lo tanto, cuando se recaben datos por medio de encuestas, cuestionarios, suscripciones u otros servicios de internet, es obligatorio proveerle al encuestado o suscriptor los términos y condiciones que:
a. sean claros, sencillos y estén redactados en un lenguaje comprensible para el público general;
b. identifiquen al responsable del tratamiento y su domicilio;
c. expresen la finalidad del tratamiento;
d. en el caso en que los datos se recolecten por medio de cuestionarios, formularios o encuestas, diferencien entre el carácter opcional u obligatorio de las respuestas;
e. expliquen las consecuencias de proporcionar los datos; f. informen todos los derechos que puede ejercer cualquier interesado en calidad de titular de datos personales.
5. Opiniones políticas
Los datos personales que revelan opiniones políticas son considerados datos de carácter sensible (art. 2 de la Ley N° 25.326). Como criterio general, el tratamiento de datos sensibles está prohibido (art. 7, inc. 3 de la Ley N° 25.326). Esta clase de datos solo podrá tratarse cuando medie consentimiento respecto de la publicación del dato, cuando el tratamiento tenga fines estadísticos y no puedan ser identificados sus titulares, o bien cuando, razones de interés general, previstas legalmente, lo justifiquen (arts. 5 y 7 de la Ley N° 25.326).
6. Afiliación a una organización política
La afiliación y la consecuente entrega de datos sensibles a una organización política es perfectamente legal y válida (art. 7, inc. 3 de la Ley N° 25.326), siempre y cuando medie consentimiento.
7. Datos públicos en redes sociales, foros y plataformas web
Los datos personales publicados en redes sociales, foros o plataformas web de fácil acceso o acceso irrestricto, también están alcanzados por los principios fundamentales de la Ley N° 25.326, por lo que deben adecuarse a los principios definidos en el apartado (1). Por lo tanto, quienes traten éste tipo de datos públicos deberán informar, al menos a través de una notificación global o una publicación en internet, la finalidad del tratamiento, quién es el responsable, cuál su domicilio y cuáles son los derechos que pueden ejercer los titulares de los datos en cuestión (art. 6 de la Ley N° 25.326).
8. Propaganda electoral en redes sociales, plataformas de mensajería y otros servicios web
Los datos personales que vayan a ser utilizados para el envío de propaganda electoral tales como, el correo electrónico, la cuenta de una red social, de un servicio de mensajería instantánea u otros similares deberán haber sido obtenidos lícitamente, amparados en alguna de las bases legales contenidas en los arts. 5 o 7 de la Ley N° 25.326.
9. Datos básicos
No será necesario el consentimiento del titular de los datos, cuando se trate de listados cuyos datos se limiten a nombre, documento nacional de identidad, identificación tributaria o previsional, ocupación, fecha de nacimiento y domicilio (art. 5, inc. c de la Ley N° 25.326).
10. Prestación de servicios informatizados
Cuando se contrate a un tercero para que haga tratamiento de datos personales, los datos no podrán utilizarse con un fin distinto al que figure en el contrato de servicios, ni se podrán ceder los datos a otras personas, ni aun para su conservación (art. 25, inc. 1 de la Ley N° 25.326). Por ejemplo, si un partido político contratara a un consultor o un asesor para que elabore una encuesta en base a un registro de sus afiliados, este tendrá que ajustarse a la finalidad del contrato de servicios y no podrá excederlo. Una vez cumplida la prestación del contrato, los datos personales tratados deberán ser destruidos, salvo que medie autorización expresa y razonablemente se presuma la posibilidad de ulteriores encargos. En ese caso, se podrán almacenar los datos con las debidas condiciones de seguridad por un período de hasta dos años (art. 25, inc. 2 de la Ley N° 25.326).
11. Seguridad y confidencialidad
Es obligatorio adoptar las medidas técnicas y organizativas que resulten adecuadas para garantizar la seguridad y confidencialidad de los datos personales, de modo de evitar su adulteración, pérdida, consulta o tratamiento no autorizado (art. 9 de la Ley N° 25.326). Las personas que intervengan en cualquier fase del tratamiento de datos personales están obligadas, además, por un deber de confidencialidad. Tal obligación subsistirá aun después de finalizada la relación contractual (art. 10 de la Ley N° 25.326). A los fines del cumplir con estas obligaciones, resulta conveniente incorporar las Medidas de Seguridad Recomendadas para el Tratamiento y Conservación de los Datos Personales, contenidas en la Resolución 47/2018 (https://www.boletinoficial.gob.ar/#!DetalleNorma/anexos/188654/20180725).
12. Interpretación
Esta guía debe ser interpretada y complementada con la lectura íntegra de la Ley N° 25.326, el Decreto 1558/2001, Convenio para la Protección de las Personas con respecto al Tratamiento Automatizado de Datos de Carácter Personal y los reglamentos emitidos por la Agencia de Acceso a la Información Pública, disponibles en la web (https://www.argentina.gob.ar/aaip/buscador-normativa).



Comentarios

Agregue desde aquí su comentario
Este espacio no está destinado a consultas sino a comentarios y opiniones de los lectores. Los autores no responderán las consultas vertidas en esta área. Para consultarnos, sírvase ingresar aquí


Fundación Liga del Consorcista de la Propiedad Horizontal

[email protected]

[email protected]

Montevideo 764 piso 11 A y C, Ciudad de Buenos Aires [ mapa]
4811-9836 || 4816-5111

Sugerencias sobre el sitio? Contáctese con nuestro webmaster

Fundación Liga del Consorcista de la Propiedad Horizontal

emails:
[email protected]
[email protected]

Montevideo 764 piso 11 C, Ciudad de Buenos Aires

4811.9836
4816.5111


Sugerencias sobre el sitio? Contáctese con nuestro webmaster